Ayotzinapa en el escenario internacional

Adolfo Ayllón Rodríguez
Facultad de Derecho, UNAM

La tragedia ocurrida en Iguala, Guerrero, el pasado 26 de septiembre, ha trascendido al escenario internacional como una acción intolerable y reprochable en todos los órdenes de gobierno. Por un lado, dejó al descubierto la crisis de seguridad y la fragilidad del Estado de Derecho; por otro, demostró que las violaciones a los Derechos Humanos que aquejan al país desde hace ya diez años se agravaron hasta límites de deterioro innimaginables. Así,  la noticia salió a la luz  y ocupó los encabezados de los medios de comunicación internacionales, y, en consecuencia, provocó la reacción de las organizaciones internacionales defensoras de los Derechos Humanos.

Para abordar la respuesta de la comunidad internacional en condena de los hechos acaecidos en Iguala es prudente hacer un brevísimo recuento de lo sucedido con base en el progreso de las investigaciones de la Procuraduría General de la República.

El escenario de la desaparición forzada de los estudiantes normalistas fue infame desde su inicio. Sin embargo, ahora se agrava tras las declaraciones de tres integrantes del grupo Guerreros Unidos que dio a conocer la PGR en conferencia de prensa el pasado 7 de noviembre de 2014. Los detenidos declararon que la policía municipal de Iguala y Cocula les entregaron entre “44 o 43” estudiantes con motivo de consumar su ejecución, y posteriormente, llevar a cabo la incineración de sus cuerpos en el basurero del municipio de Cocula. Pese a lo declarado por los integrantes del grupo Guerreros Unidos, tras el análisis de los restos encontrados en el basurero de Cocula y a la vera del río San Juan, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), informó el pasado 12 de noviembre de 2014 que hasta aquél momento ninguno de los restos humanos recuperados en Iguala y Cocula corresponden a los 43 normalistas de Ayotzinapa; coincidiendo así con la información que, el 15 de octubre del año en curso, en conferencia de prensa ofreció el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, declarando que los 28 cuerpos localizados en la localidad de Pueblo Viejo no correspondieron a las pruebas de ADN que los familiares de los jóvenes desaparecidos les proporcionaron.[1] De manera que los progresos de la investigación revelan que los hechos vertidos en las declaraciones son contrastantes con los resultados del análisis de los cuerpos encontrados en las localidades de Iguala y Cocula, toda vez que las declaraciones nos conducen a dar por hecho que el lugar donde deberían hallarse los restos o cadáveres de los estudiantes desaparecidos es en el municipio de Cocula, y los resultados del equipo de peritos forenses argentinos apuntan a que los restos que se encontraron en el lugar señalado en las declaraciones no corresponden con el ADN de los normalistas. Por ello, el estado actual del caso Ayotzinapa cada vez nos sorprende y alarma más, pues, a pesar de que el estatus jurídico de los estudiantes continúe como “desaparecidos”[2], de las declaraciones emitidas por los tres integrantes de “Guerreros Unidos” se vislumbra que se trata de un asesinato colectivo por un grupo perteneciente a la delincuencia organizada en coadyuvancia con los agentes de policía del orden municipal.

Ante estos hechos la voz del encono internacional se manifestó desde un inicio en Europa por conducto de la Red Todos los Derechos para Todos, mediante la petición dirigida a la Vicepresidenta del Parlamento de la Unión Europea, Ulrike Lunacek, para que en estricto cumplimiento de la cláusula democrática se cancelara el Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación Global con la Unión Europea (Acuerdo Global), bajo la consideración de que “… las autoridades Federales no actuaron inmediatamente propiciando que el Presidente Municipal de Iguala, principal autor intelectual de los ataques, escapara y la búsqueda de los 43 estudiantes se retrasara. Asimismo, la responsabilidad de las violaciones de derechos humanos ocurridos contra los normalistas no recae solamente en la delincuencia organizada y el presidente municipal de Iguala, también los gobiernos, Estatal y Federal, tienen responsabilidad en estos hechos por omisión, al no reaccionar ante los señalamientos de colusión del crimen organizado con diferentes estructuras de gobierno y por su reacción tardía en la búsqueda de los desaparecidos”.[3]

Tal petición fue escuchada, causando gran alarma en los medios nacionales al tratarse del acuerdo que sostiene las relaciones económicas entre México y la Unión Europea, nuestro  segundo socio comercial de acuerdo a la CEPAL.[4]

La reacción de la comunidad internacional continuó. Todos los diferentes grupos políticos en el Parlamento Europeo adoptaron una postura. El grupo de los verdes del Parlamento Europeo tramitó una solicitud a la Corte Penal Internacional de la Haya para que los hechos de violencia ocurridos en Iguala fuesen analizados abriendo una investigación al respecto para acreditar la consumación de crímenes de lesa humanidad; además de exhortar a los demás miembros representantes de los Estados Europeos a suspender o detener cualquier negociación de acuerdos en materia de seguridad con México, y abstenerse de efectuar cualquier transferencia de armamento, “hasta que no sea restablecido el Estado de derecho en todo el territorio y que el crimen organizado no esté bajo control y desmantelado”[5].

Su denuncia terminó materializándose en una misiva, datada el día 10 de octubre del presente, dirigida a la baronesa Catherine Ahston, Alta representante de UE para Asuntos Exteriores, a Federica Mogherini, Alta Representante designada de la UE para Asuntos Exteriores, y al Presidente Lic. Enrique Peña Nieto, manifestando que cualquier “modernización al Acuerdo Global del 2000” —prevista para 2015— “tiene que ser puesta en espera”, siendo el “principal deber reconstruir la confianza en la aplicación efectiva del respeto de los derechos humanos, a los que el Estado mexicano se ha comprometido a nivel nacional e internacional.”[6] Tal exigencia fue fundada en la violación a la cláusula democrática consagrada en el artículo 58, párrafo segundo, inciso b) del referido Acuerdo, que establece la obligación de las partes a acatar los elementos esenciales del Acuerdo contemplados en el artículo 1, mismo que reza: “El respeto de los principios democráticos y de los derechos humanos fundamentales como están enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos que inspira las políticas internas e internacionales de las partes y constituye un elemento esencial del presente Acuerdo”[7]; cuyo incumplimiento acarrea una violación sustancial al Acuerdo.

Por su parte, el Partido Popular Europeo (PPE) y la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (AS&D), mismos que constituyen la mayoría en el Parlamento Europeo, se pronunciaron de forma mesurada manifestando la preocupación que les provoca el tema de “la violencia ligada al crimen organizado”. También reconocieron que “el gobierno mexicano ha realizado importantes avances en democracia y derechos humanos y ha demostrado su firme compromiso con el mejoramiento de la seguridad en el país”, e incluso aplaudieron “el fuerte compromiso del presidente Peña Nieto y de las autoridades federales para asumir la absoluta responsabilidad de las investigaciones”, solicitando la continuación de la cooperación en materia de derechos humanos, reforzándola con recursos financieros y técnicos.

Finalmente, nuestro vecino del norte también se ha pronunciado al respecto, aunque no enérgicamente sino de forma muy mesurada. A principios de octubre en una conferencia de prensa, Jen Psaki, vocera del Departamento del Estado, respondió en torno a las violaciones de derechos humanos ocurridas en Iguala, manifestando que la administración de Barack Obama se encontraba atenta a las nuevas noticias e informes de las autoridades, y resaltó que el caso ameritaba una completa y transparente investigación sobre los 6 muertos y 43 estudiantes desaparecidos. No obstante, no anunció ninguna medida de parte del gobierno norteamericano, resaltando que cualquier otro detalle se consultaría primero ante el gobierno del Lic. Enrique Peña Nieto.[8] Postura que del mismo modo sostuvo el portavoz Josh Earnest, al ser cuestionado por lo ocurrido en Iguala durante una conferencia de prensa el pasado 29 de octubre de 2014.[9]

Ante este escenario, aún quedan muchas preguntas sin resolver, antes de que el cese de la búsqueda de los cuerpos y las protestas que reclaman su presentación con vida, borren el tema de Ayotzinapa de los encabezados de los periódicos y del debate en las calles. En tal virtud, es menester reiterar que Ayotzinapa ya no es únicamente un referente al interior de la República, sino que ha despertado la atención de la comunidad internacional, situación que nos remite a hacernos las siguientes preguntas: ¿Qué impacto internacional tendrán los nuevos hechos que arrojan la averiguación del caso de los normalistas de Ayotzinpa, si ya no se trata de su desaparición, sino de su asesinato? ¿Habrá repercusiones en el ámbito internacional para los responsables, tanto responsabilidad individual para aquellos que hayan cometido un crimen internacional y responsabilidad estatal por la omisión de garantizar la seguridad de los normalistas, y la penosa coadyuvancia de policías municipales en su desaparición?

 


[1] DE LA REDACCIÓN, Restos de Iguala y Cocula no son de normalistas: peritos argentinos, Periódico la Jornada, consultada el 17 de noviembre de 2014 a las 23:00 hrs., http://www.jornada.unam.mx/2014/11/12/politica/003n1pol
[2] ALZAGA, Ignacio y redacción, Mataron y quemaron a “43 o 44” en Cocula, Periódico Milenio, consultada el día 17 de noviembre a las 23:00 hrs., http://www.milenio.com/politica/Mataron-quemaron-Cocula-normalistas-restos-humanos-Iguala-homicidio-Guerreros-Unido_0_405559472.html
[3] DE LA REDACCIÓN, Caso Ayotzinapa a Corte Penal Internacional, Periódico Regeneración, consultada el día 17 de noviembre de 2014 a las 23:30 hrs., http://regeneracion.mx/causas-justas/caso-ayotzinapa-a-corte-penal-internacional/
[4] LANGNER, Ana, Acuerdo Global, el segundo más importante para México, Periódicco el Economista, consultada el día 17 de noviembre de 2014 a las 23:30 hrs., http://eleconomista.com.mx/sociedad/2014/10/17/acuerdo-global-segundo-mas-importante-mexico
[5] APPEL, Marco, Los verdes europeos proponen a La Haya investigue crímenes de Ayotzinapa, Revista Proceso, consultada el 17 de noviembre de 2014 a las 23:30 hrs., http://www.proceso.com.mx/?p=385375
[6] Parlamento Europeo, Misiva de parlamentarios europeos dirigida  al representante de la UE para Asuntos Exteriores y al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos con fecha del 10 de octubre de 2014, consultada el 17 de noviembre de 2014 a las 23:40 hrs., http://www.dw.de/popups/pdf/39125580/141010-letter-def-es-meps-iguala-guerrero-students-2pdf.pdf
[7] Acuerdo de Asociacion Economica, Concertacion Politica y Cooperacion entre la Comunidad Europea y sus Estados Miembros, por una Parte y Los Estados Unidos Mexicanos, por otra, página web consultada el 17 de noviembre de 2014 a las 23:40 hrs., http://eeas.europa.eu/delegations/mexico/documents/eu_mexico/acuerdo97_es.pdf
[8] ESQUIVEL, Jesús, EU demanda al gobierno de México una investigación transparente sobre caso Ayotzinapa, Revista Proceso, consultada el 17 de noviembre de 2014 a las 23:40 hrs., http://www.proceso.com.mx/?p=384070
[9] HERNÁNDEZ, Jaime, Preocupante, el caso de Ayotzinapa: Obama, Periódico El Universal, consutada el 17 de noviembre de 2014 a las 23:40 hrs., http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2014/preocupante-el-caso-de-ayotzinapa-obama-1049960.html