Belial

"El aquelarre" (1823), Francisco de Goya, Óleo sobre revoco, trasladado a lienzo.

Aldo Daniel Raya Alcalá

Facultad de Filosofía y Letras


 

Demonio, un gran privilegiado

sentado a la derecha del rey,

rigiendo tu miserable ley

y, por la arrogancia no te vez

como uno de los desterrados.

 

Te paseas por tus dominios,

regocijado por las almas

que en corrupción fueron ganadas

por la astucia de tus servicios.

 

Cumples los gustos de los fieles,

la ignorancia como tu presa,

tientas al débil con destreza.

¡Tiran su credo a la basura

cambiando al Padre por la muerte!

 

Arrinconas al Hijo a la cruz.

Santo por Dios, por cobardía,

el fiel acosa idolatrías

conduciéndose a una falsa luz.

 

Esperas tu brutal ganancia,

al igual, el Hombre te sigue,

ambos con sus manos corruptas

engañando con vil argucia.

 

Tumbar el credo, su trabajo,

conducirles una falsa fe,

subastando cielos ficticios.

Estepario.logo.E

 

Anuncios