Canto a Beatriz Eleonora

Edward Hopper "La voiture 293".

Enrique Hernández Salinas |  Facultad de Filosofía y Letras, UNAM

 

I

Sí, goza Eleonora esta nuestra vida,[1]

¡Oh, diosa[2], lo profundo del dolor!

Porque el amor fuerte es como la muerte[3]

Que excita mis placeres con tu olor

Al mostrar en tu desnudez verdad,

Verdad que nos une al polvo del Seol[4].

 

II

Pero mi alma puede esperarte en Seol

Todos los setenta años de la vida[5].

Fuego en tus labios, mientras veo verdad,

La distancia propaga en mí dolor.

Al no tener en mi pecho tu olor[6]

Me pierdo entre tristes sueños de muerte[7].

 

III

Cuando sean las tinieblas de la muerte[8],

Canten los vientos mi tormento al Seol,

Sacien los cielos de fúnebre olor,

Pues, presa soy de esta mi amarga vida

Que sin ti no es vino sino dolor

¡Tiembla Beatriz, tiembla ante mi verdad!

 

IV

¡Oh, delicioso daño es la verdad

Que abraza a voluntad mi viva muerte!

Si es la ausencia de tu ser mi dolor

Pregunto a Dios en las puertas del Seol:

¿Dónde estoy para Beatriz en su vida?[9]

Que me muero distante de su olor.

 

V

Nuestro lecho flores cubren de olor[10];

Olor, grato olor, sublime verdad.

Siempre juntos soñando nuestra vida;

Nuestro sueño culmina con tu muerte

¡Ámame Eleonora! ¡Posterga el Seol!

¡Despierta! ¡Desvanece mi dolor![11]

 

VI

Entierro prematuro es mi dolor

Mi peste lo narra con suave olor

Llevando mis esperanzas al Seol.

Dijo Dios y fue creada la verdad:

Que el amor no permite la gran muerte,[12]

Sea así tu cuerpo espejo de mi vida.

 

Contera

¡Llanto es la vida, dulce es mi dolor!

¡Eleonora tu olor!, linda verdad.

Beatriz ¡oh muerte!, mi condena al Seol.

 

Estepario.logo.E

 

 


[1] “Nuestra vida” alude a la vida en pareja. Cfr. Santa Biblia, “Eclesiastés” 9:9. Al menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas a las que se hace referencia son tomadas de la Versión Reina-Valera 1960.
[2] Esta expresión es tomada del inicio de Homero, La Ilíada, Porrúa, México, 2011, Canto primero.1.  “Canta, oh diosa…”
[3] Cfr. Santa Biblia, “Cantar de los Cantares” 8.6.
[4] Seol, según la tradición hebrea, es el lugar de los muertos. Cfr. Santa Biblia, “Job” 17:16.
[5] Cfr. Santa Biblia, “Salmos” 90:10
[6] Cfr. Santa Biblia, “Cantar de los Cantares” 1:13.
[7]  Cfr. Edgar A. Poe, “El entierro prematuro”, Cuentos 1, Alianza Editorial, México, 2010, p 231.
[8] Edgar A. Poe, “El Entierro prematuro”,” “p. 232.
[9] Alude al comentario de Jorge Luis Borges en el prólogo a La Divina Comedia: “infinitamente existió Beatriz para Dante; Dante, muy poco, tal vez nada, para Beatriz.”  Dante Alighieri, La Divina Comedia, Océano, México, 2013, prólogo p. 28.
[10] Cfr. Santa Biblia, “Cantar de los Cantares” 1.16.
[11] Alude a la muerte de Eleonora. Edgar A. Poe, “Eleonora”, “ “p. 316-17
[12] Cfr. Santa Biblia, “1 Corintios” 13.8.