México en 10 ficciones de lengua inglesa

Artículo | Redacción

 

Los escritores británicos y estadounidenses han escrito sobre México cerca de seiscientas crónicas de viajes y más de cuatrocientas cincuenta piezas literarias: novelas, obras de teatro y poemas líricos. Estas cifras las documentó Drewey Wayne Gunn en su ensayo Mexico in American and British Letters: A Bibliography of Fiction and Travel Books, actualizado por última vez en 1975. Desde entonces tendríamos que sumar, por ejemplo, las obras de Richard Ford, Oliver Sacks, James M. Cain, Ron Hansen, Cormac McCarthy, Robert Stone, Don Wislow, Peter Kuper, Francisco Goldman y Philipp Meyer. De todo este gran grupo de autores, hubo muchos que ni siquiera cruzaron la frontera, pero los que sí, lo hicieron por inquietudes bien distintas: simple descanso, introspección, necesidad de iniciar un borrón un cuenta nueva, la sed de aventuras o las convicciones ideológicas.

Durante el virreinato sólo hay crónicas de viajes. El primer registro data de 1568, cuando se publicó The Principal Navigations, Voiages and Discoveries of the English Nation. Por esos años las diferencias religiosas entre España e Inglaterra se sobreponían a los intereses comerciales, si de por sí ya era rarísimo que un inglés pisara la Nueva España, lo era todavía más que sobreviviera a la persecución de la Inquisición, a los trabajos forzosos y que pusiera por escrito su testimonio. Después de la guerra de Independencia, destacan, por un lado, la obra de Frances Erskine Inglis —mejor conocida como Madame Calderón de la Barca—. Ella publicó en 1842 Life in Mexico during a Residence of Two Years in that Country, se trata del paisaje de la vida hogareña de la aristocracia en tiempos de Santa Anna. Por el otro, tenemos las primeras apariciones de temas mexicanos en la literatura estadounidense. Washington Irving utilizó a un personaje mexicano para su historia Adventures of Capitan Bonneville (1837); Timothy Flint, cuya novela Francis Berrian, or the Mexican Patriot es la primera que ocurre completamente en México; Robert Montgomery, que consideró como propia la historia de México, escribió dos novelas históricas sobre el descubrimiento y el cerco de Tenochtitlán: Calavar, or the Knight of the Conquest (1834) y The Infidel, or the fall of Mexico (1835).

Durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX, la proliferación de revistas y periódicos en el país vecino más las convulsiones sociales en el nuestro, lanzaron a periodistas y escritores a buscar aventuras. De ahí son grandes reportajes como México Bárbaro de John Kenneth Turner, México Insurgente de John Reed, y Dentro y fuera de México, de Lincoln Steffens. Fue el tiempo también de Katherine Anne Porter y del destino incierto de Ambrose Bierce. En el género del cuento se cosecharon grandes piezas: Somerst Maugham escribió The Bum, que ocurre en Veracruz, y The Hairless Mexican. En 1940 Saul Bellow pasó tres meses en México, de su experiencias escribió dos cuentos situados en Oaxaca: The Mexican General y Mosby’s Memoirs; Ray Bradbury, tan conocido por su material de ciencia ficción, de su viaje al lago de Patzuaro se inspiró para escribir El día de muertos, incluido en The Machinerires of Joy.

Dentro de este corpus literario, presentamos a continuación lo que para el equipo de Estepario son las 10 mejores ficciones escritas en lengua inglesa y que se desarrollan en México:

1. El mexicano, Jack London

9788415458500En enero de 1911, los hermanos Flores Magón se apoderaron de Mexicalli y otras poblaciones de Baja California a fin de crear ahí una república socialista. Publicado el 19 de agosto de 1911 en el Saturday Evening Post, el cuento de London trata de Felipe Rivera, un boxeador que todo lo que gana lo invierte para comprar rifles y apoyar la revolución de los Flores Magón.

 

2. La perla, John Steinbeck

61gmoz9qmlQuizá se trate del escritor norteamericano al que más le interesó y el que mejor escribió sobre México: hizo dos guiones cinematográficos, ¡Viva Zapata! y The forgotten Village; un libro de viajes Por el mar de Cortés; novelas con migrantes como protagonistas, Tortilla Flat y El autobús perdido. En La perla, se mantiene y aviva la constante de toda su obra: su simpatía por los débiles, los trabajadores, los excluidos; aquéllos que a diario someten su dignidad a un continuo desgaste.

3. Paralelo 42, John Doss Passos

9788483463116Doss Passos estuvo en México algunos meses entre 1926 y 1927. Escribió tres artículos: Paint the Revolution, Relief Map of Mexico, y Zapata’s Ghost Walks. En sus memorias, The Best Times, confesó que su estilo literaria le debía mucho a la influencia del muralismo de Diego Rivera: “así como los mexicanos se sentían obligados a pintar sus muros, yo me vi forzado a iniciar un panorama narrativo cuyo fin no veía”. La trama de Paralelo 42 es la actitud política de Estados Unidos hacia México. Uno de sus protagonistas queda prendido del mezcal y de las prostitutas de Tampico.

4. El poder y la gloria, Graham Green

9786073121712Nuestro GG estuvo en México, en Tabasco y Chiapas, durante un par de meses del año 1938. Llegó para investigar la guerra cristera que comenzó el presidente Plutarco Elías Calles y prolongó Lázaro Cárdenas. De esta experiencia, amasó una ficción que dramatiza, en términos amplios, el antagonismo entre la razón y la fe.

 

5. La rebelión de los colgados, Bruno Traven

la-rebelion-de-los-colgadosAún no queda claro si Traven nación en Chicago o en Alemania, el hecho es que escribía en inglés y vivió en México en el anonimato y escondiéndose de quién sabe qué. Situada en Chiapas, en La rebelión de los colgados Traven, al igual que en otras de sus obras, se volcó hacia lo primitivo pues veía en la industrialización una destrucción mecánica de la personalidad.

 

6. Bajo el volcán, Malcolm Lowry

51qrimvq7rl-_sy344_bo1204203200_Este escritor inglés llegó a Cuernavaca en 1936, por alguna razón creyó que aquí podría salvar su matrimonio. Esta preocupación es también parte decisiva de la trama en su novela. La novela comienza cuando Geoffrey Firmir —un excónsul británico alcohólico— “desciende a los infiernos” en el transcurso del Día de Muertos…

7. La serpiente emplumada, D.H. Lawrence

51j0-oryo1l-_sx330_bo1204203200_Entre 1923 y 1925, el escritor británico David Herbert Richards Lawrence viajó a México y recorrió el país desde Sonora hasta Oaxaca. Las consecuencias del viaje fueron tres libros, uno de viajes The Sudden View, y dos novelas Mornings in Mexico y The Plumed Serpent. El gran mérito de ésta última es el de obsesionarnos por la cultura prehispánica mexicana en general, y por la deidad de Quetzalcóatl en particular.

 

8. Tristessa, Jack Keroac

tristessaEscritor de la generación beat, aunque antes ya había estado en México en la frontera norte, llegó a la capital a mediados de la década de los cincuenta. Le dio por jugar a ser sórdido y escribió una novela sobre su enamoramiento por una prostituta.

9. La última oportunidad, Richard Ford

e8fe8bb4ff604a31737959c9c060d9f288477052Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2016 y autor de grandes novelas como El periodista deportivo y El Día de la Independencia (premios Pulitzer y PEN/Faulkner), Ford nos cuenta la vida de Harry Quinn. Él combatió en Vietnam y ahora, a sus treinta años, está en Oaxaca: esa ciudad en apariencia idílica que poco a poco se rebelará como el refugio de traficantes y guerrilleros.

 

10. El poder del perro, Don Winslow

el-poder-del-perro0001Escritor neoyorquino de novelas negras, periodista y guionista de cine, Winslow disecciona en esta El poder del perro una época crucial de nuestra historia reciente: el narcotráfico y el inicio de su violencia desmedida. Dueño de las mejores técnicas del thriller, en la historia, aunque con nombres distintos, desfilan personajes como los Arellano Félix, el expresidente Carlos Salinas de Gortari y el obispo Juan Jesús Posadas Ocampo.

 

Estepario.logo.E

Anuncios