Lisístrata

[Artículo] | Brenda Mitzel López MatusFanny Mariana Astudillo Ramírez

Introducción

  d   esde la antigüedad, el rol de la mujer ha sido considerado menos importante que el del hombre. En la mayoría de las culturas, el sexo femenino no siempre ha gozado de los mismos privilegios y derechos que se obtienen por el simple hecho de nacer como hombre. No obstante, ante la desigualdad, la mujer ha tratado de suprimir los estereotipos que se le han impuesto desde que nace.

     Un ejemplo claro de esta sublevación la da el comediante griego Aristófanes en su famosa obra Lisístrata. En ésta, el personaje principal convoca a un grupo de mujeres de distintos pueblos a una asamblea, donde harán un juramento para entrar en acción y terminar la guerra que está acabando con sus esposos.

     La trama expuesta en dicha comedia, a pesar de ser una sátira social y política, refleja una situación que en la Grecia clásica fue real y que continúa, lo que nos lleva preguntarnos si la obra aristofánica difiere mucho de la realidad actual. Lisístrata se relaciona con nuestra situación mundial, expresada en las muchas manifestaciones por la búsqueda de la igualdad de género, por lo que se puede advertir, a través de esta comedia, cómo desde la antigüedad ya se vivían estos prejuicios hacia la femineidad.

Concepto de la mujer en Lisístrata

Sociedad

  en   la antigua Grecia, según Sealey (1990: 1-26), las mujeres en el 451-50 a.C. podían ser ciudadanas; sin embargo, debían permanecer dentro del hogar y no contaban con la oportunidad de ser partícipes en las decisiones políticas ni sociales. Al igual que los extranjeros, no podían votar y no se les permitía asistir a eventos como las olimpiadas o pompas fúnebres, a excepción de las Tesmoforias,[1] rituales exclusivos de las mujeres.


Familia

  el   personaje de Lisístrata es contrario al papel femenino impuesto en la época clásica griega. En Atenas, el concepto de mujer no va más allá de ser un objeto para procrear, educar y cuidar del hogar. El Pseudo-Demóstenes en su Discurso contra Neaera (59.122) nos dice: “Tenemos prostitutas para tener placer, concubinas para el cuidado diario del cuerpo y esposas para obtener hijos y mantener un guardián confiable en el hogar”.[2]

Análisis de la obra


   r  
emontémonos a los orígenes de la comedia ática.[3] Su objetivo era hacer una burla de ciertos aspectos sociales y políticos o simplemente de situaciones cotidianas. Grandes comediantes tomaron los elementos anteriores y nos heredaron sus obras, tal como sucede con su máximo representante: Aristófanes y su Lisístrata.

     Las piezas de Aristófanes se caracterizaban por sus finales felices y personajes sencillos de la boulé del pueblo pero sobre todo por sus personajes femeninos,[4] los cuales representaban un papel contrario al que les correspondía a las mujeres atenienses (cf. Badillo, 2002: 699).

     El principal propósito de Lisístrata es dar fin de la Guerra del Peloponeso en el 411 a.C. (Macías, en Aristófanes, 2001: 7-11), a través de una visión crítica desde la perspectiva femenina, tratando de traer un mundo de utopía.[5] Esto mediante un juramento, propuesto por la protagonista (Ar., Lys., v. 213-236), quien convoca a una asamblea de mujeres de toda Grecia para dar pie a la paz del Ática. Tal  promesa irrompible consiste en lo siguiente:

 “Ningún amante ni marido / se me acercará con la polla tiesa. / En casa pasaré la vida castamente / vestida de azafrán y bien arreglada / de modo que mi marido se caliente al máximo por mí. / Nunca cederé voluntariamente a él / y si me obligara por la fuerza, contra mi voluntad, / me entregaré de mala gana y no me apretaré contra él; / no levantaré mis sandalias hasta el techo, / ni me pondré como una leona encima de su raya quesos. / Si mantengo todo eso, beberé de aquí / y si lo incumplo, ¡que la copa se llene de agua!” (Trad. Macías, en Aristófanes, 2001, v. 213-236).[6]

Características de los personajes principales

 

  a   ristófanes crea una magnífica comedia con base en la sociedad y en la perspectiva femenina, en la cual se plasma que el rol de la mujer cambia drásticamente al hacer una huelga poco común en Atenas que consistía en la abstinencia sexual hasta consolidar la paz. Las féminas de la obra toman el control ante la indiferencia de los hombres. Estas mujeres se caracterizan, en primer lugar, por sus nombres y, conforme la comedia se va desarrollando, por sus distintas cualidades presentadas a manera de burla hacia lo masculino.

Personajes relevantes de la obra y la etimología de sus nombres (del griego al español)

 

  el   nombre del personaje principal de la comedia, Lisístrata, viene del griego λύσις que significa disolución y de στρατός, ejército. Por lo tanto, su nombre quiere decir “la que disuelve el ejército”. Ella dirige el movimiento con propósito de erradicar el conflicto entre atenienses y lacedemonios. Se caracteriza por su valentía y determinación al romper con las normas de género en Atenas al dar comienzo, junto con su mejor amiga, a esta rebelión. Finalmente logra su cometido al acabar con la Guerra del Peloponeso después de un discurso ante el comisionado de la Acrópolis y el mensajero espartano.

     Calónice, el nombre de otro personaje, viene de las palabras griegas καλός y νική, significa “hermosa victoria”. Ella es la primera cómplice de la protagonista y se caracteriza por ser muy femenina.

     Lámpito, que proviene de λαμπάς, linterna, es la tercera aliada. Es la típica mujer modelo espartana[7] y ayuda a llevar a todas las lacedemonias a la asamblea proclamada.

     Mirrina, proveniente de la mirra, es la segunda más fuerte en la obra, ya que es capaz de seducir a su esposo Cinesias, absteniéndose en el último instante.

    Los coros de ancianos y ancianas son el punto épico de la pieza. Los primeros se jactan de su título en la Asamblea conformada por doce hombres de edad avanzada que mantienen a raya a las mujeres, mientras que el coro contrario protege la acrópolis de los hombres y defiende con argumentos un poco frágiles el propósito de la huelga. A pesar de ello, al final obtiene la victoria.

     Por último, Cinesias, el necesitado esposo de Mirrina, es el primer hombre afectado por el cometido sexual de las mujeres y su nombre proviene del griego κίνημα, movimiento, significado de “el que se mueve”.

Contexto histórico

 

  en   el 415 a.C. la Asamblea de Atenas envió una expedición a Siracusa, ciudad amiga de Esparta, debido a que era una amenaza política. Desde entonces y durante los siguientes cuatro años se preparó el camino para la revuelta oligárquica del 411 a.C. conocida como Guerra del Peloponeso. En el 413 a.C. la expedición ateniense fracasa y Decelia es sitiada por los lacedemonios. Paralelamente, Persia estaba por entrar en el conflicto por parte la-guerra-del-peloponeso-atenas-vs-esparta-ceramicade éstos. El general Alcibíades recomendó a los de Samos terminar con el régimen democrático de la acrópolis por lo que cambió a un régimen de orden oligárquico (cf. Macías, en Aristófanes, 2001: 7-11).  

     Aristófanes desarrolla su obra en pleno apogeo de la guerra antes mencionada. Durante esta época se vivía una moral deteriorada y la peste comenzaba a acentuarse en la pólis, por lo que la gente tomó una visión crítica al respecto y comenzó a ver los conflictos políticos cotidianos. Lisístrata se crea a partir de dichas observaciones y su autor se mofa de la situación exponiendo algunos de los temas ya mencionados, sobre todo, al darle el poder de resolver la problemática a las mujeres. 


Lisístrata y las mujeres de nuestro siglo

 

  h   an sido pocas las comparaciones entre los pensadores actuales y antiguos acerca de las creencias que se tienen respecto al sexo femenino y el rol que juega en la sociedad actual. Ahora, en algunas ciudades modernas, las mujeres han tenido una mayor participación social y política, protegen sus derechos y tratan terminar con el estereotipo que, como hemos visto, ha sido impuesto desde la Grecia antigua. Entre las muchas defensoras de esta problemática destacan la filósofa Simone de Beauvoir, la joven pakistaní ganadora del Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, y la embajadora británica defensora de los derechos de la mujer, Emma Watson.  

 Análisis de concepto de mujer en Lisístrata y en la actualidad

 

  d   esde las civilizaciones más antiguas, la mujer fue considerada como madre, virgen, prostituta y, como ocurría en la religión griega, diosa. Lo anterior nos lleva a pensar si únicamente en la antigüedad existían estos roles. Aunque no lo parezca, actualmente en algunos países la participación de la mujer en la sociedad sigue sin ser bien vista, ya sea por las creencias religiosas, por las costumbres o por la educación con la que éstas fueron criadas desde la infancia.   

     Hoy en día, las mujeres de casi todo el mundo podemos participar en cuestiones políticas y sociales. A través de Lisístrata, más allá del sarcasmo y la exageración, de alguna manera, Aristófanes incita a la comunidad femenina a levantar la voz mediante personajes irónicos que hicieron un llamado al expresar su inconformidad ante la guerra y las injusticias que recaen sobre ellas. Nuestras contemporáneas luchan por las mismas causas y nos dan un ejemplo claro de que la historia se repite, sin importar las circunstancias ni los años que han pasado.  


Conclusiones

 

  a   unque en la obra las mujeres toman el control en cuestiones políticas y de costumbres sociales, toda Atenas reanudó su curso normal al finalizar la guerra. Ellas continuaban sin participar en la sociedad y permanecían en un papel inferior en la vida cotidiana.

     Pese a ser una comedia, Lisístrata nos da una visión feminista de un problema “de hombres”, otorgando a una mujer el poder político que el sexo masculino ejercía en la antigua Grecia para poder erradicar una gran problemática social y traer paz a la ciudad. A lo largo de la historia, podemos observar que las mujeres han alcanzado de manera paulatina una igualdad de género mediante movimientos sociales y expresiones artísticas.[8]

     De acuerdo con nuestra investigación podemos afirmar que, si bien ha cambiado un poco la visión de la sociedad hacia la mujer, aún se le tiene en un papel un tanto inferior. Observamos que la voz femenina ha ido en aumento; sin embargo, como una tradición, el estereotipo de que una mujer “realmente sirve” para procrear hijos se mantiene en las sociedades patriarcales. Esto se mantiene aún en nuestros tiempos donde se ha logrado en la mayoría de las culturas una igualdad de género y una participación activa política y social de las mujeres.


Bibliografía
 Aristófanes. Lisístrata. Trad. Luis M. Macías Aparicio. Madrid: Ediciones Clásicas, 2001.
Badillo, Pedro. El teatro griego. Puerto Rico: Ed. de la Universidad de Puerto Rico, 2002.
Demósteness. Spechees: Against Neaera: 59.122. Trad. Norman W. DeWitt y Norman J. DeWitt. Londres:  Harvard University Press, 1949.  <http://www.perseus.tufts.edu/hopper/text?doc=Perseus%3Atext%3A1999.01.0080%3Aspeech%3D59>. [Consulta: 23 de noviembre de 2015] 
Plácido, Domingo. “El teatro y su público”, en La sociedad Ateniense. Barcelona: Grijalbo, 1997, pp. 230-260.
————   . “La sociedad ateniense durante la Guerra del Peloponeso en la perspectiva intelectual del siglo IV”, en La sociedad Ateniense. Barcelona: Grijalbo, 1997, pp. 278-291. 
Rodríguez, Santiago. Diccionario etimológico griego-latín del español. México: Esfinge, 2006, s.v.
     καλός, κίνημα, κομεδία, κῶμος, λαμπάς, λύσις, ὡδή.
Sánchez, Ernesto Gabriel. Entrevista personal. 22 de septiembre de 2015.
Sealy, Raphael. Women and law in classical Greece. North Carolina: The University of North Carolina Press,          
     1990.
Notas al pie
[1] Eran rituales para dar inicio a la fertilidad (Sealey, 1990: 12-26).
[2] El texto de la cita es el siguiente. La traducción es de las autoras: “We have prostitutes for sake of pleasure, concubines for daily care of the body and wives for the purpose of begetting legitimate children and having a reliable guardian of content of the house”
[3] κῶμος, festín, y ὡδή, canto: término que engloba las distintas variedades del teatro festivo (Rodríguez, 2006).
[4] Las féminas son fuertes y mantienen una conciencia clara con un buen sentido, haciendo que los personajes masculinos sean ridiculizados.
[5] En este caso, entendamos que se habla de traer la paz entre atenienses y espartanos mediante el diálogo, cosa que era poco probable que sucediera en Grecia. Esta resolución debería de ser suscitada por los rumores y quejas que hay en Atenas, después de cumplir su juramento las atenienses.
[6] El texto original en griego es: οὐκ ἔστιν οὐδεὶς οὔτε μοιχὸς οὔτ᾽ ἀνήρ— / ὅστις πρὸς ἐμὲ πρόσεισιν ἐστυκώς. λέγε. /          οἴκοι δ᾽ ἀταυρώτη διάξω τὸν βίον— / κροκωτοφοροῦσα καὶ κεκαλλωπισμένη,— / ὅπως ἂν ἁνὴρ ἐπιτυφῇ μάλιστά μου: / κοὐδέποθ᾽ ἑκοῦσα τἀνδρὶ τὠμῷ πείσομαι. / ἐὰν δέ μ᾽ ἄκουσαν βιάζηται βίᾳ,— / κακῶς παρέξω κοὐχὶ προσκινήσομαι. / οὐ πρὸς τὸν ὄροφον ἀνατενῶ τὼ Περσικά. / οὐ στήσομαι λέαιν᾽ ἐπὶ τυροκνήστιδος. / ταῦτ᾽ ἐμπεδοῦσα μὲν πίοιμ᾽ ἐντευθενί: / εἰ δὲ παραβαίην, ὕδατος ἐμπλῇθ᾽ ἡ κύλιξ.
[7] Como menciona Sánchez: “Las mujeres lacedemonias eran fuertes por tradición, desde que nacen se les educa para ser fuertes físicamente y parir hombres fuertes”, por lo que se deduce que eran un poco más toscas de lo que se pensaba tenía que ser una mujer en Atenas.
[8] Entendamos estas actividades como protestas, obras literarias, fotográficas, cinematográficas y conferencias a nivel mundial en defensa de lo que representa la mujer.
Anuncios