Última editorial

Estepario surgió hace poco más de cuatro años y ahora termina. La razón es simple. Se trata de una publicación estudiantil, sobre todo, dirigida por y para estudiantes. Nosotros hemos perdido esta condición.

Nuestra línea editorial, derecho y literatura, significó, sencillamente, que sus fundadores éramos estudiantes insatisfechos de la Facultad de Derecho de la UNAM que gustamos de leer y escribir literatura. Aunque después, para diferenciarnos del resto de revistas independientes, añadimos otros objetivos —algunos concretos y alcanzables: hacer periodismo jurídico; y otros de plano exagerados: ser un referente de la comunidad universitaria—, lo más honesto es decir que Estepario fue un pretexto para la amistad en tiempos difíciles.

Aunque este parezca el desenlace fatal de todo proyecto, la nostalgia no deja de hacerse presente. Recordamos con cariño el círculo literario que solía dirigir la maestra Teresa Obregón, donde todo comenzó. Un recinto para la reflexión que, de alguna forma, se hizo espacio entre la necedad natural de los abogados y sus gruesos libros jurídicos, un espacio que dejó de existir desde hace un par de años y que mucha falta hace a la Facultad de Derecho. Recordamos también, casi siempre con alguna broma, nuestros primeros textos, llenos de disparates. Si bien no faltan las razones para avergonzarnos de nuestra pequeña revista, son más importantes nuestros escasos logros.

A orgullo tenemos el no haber pedido ni necesitado nunca ningún tipo de apoyo institucional; sin cortapisas, escribimos siempre lo que nos viniera en gana. Esto, sin embargo, no implicó falta de rigor.  Por el contrario, queremos creer que, si tuvimos algún mérito, fue el de mejorar poco a poco nuestro estilo y la precisión de nuestros argumentos. Aunque ignoramos el impacto de nuestras publicaciones, una cosa es cierta: esta revista fue leída por quienes queríamos que fuera leída.

En cuanto a las textos publicados, Estepario no conserva los derechos de autor sobre ninguno y podrán seguir consultándose en la página web hasta marzo de 2019. En los próximos días, estaremos publicando una selección a manera de despedida.

Finalmente, por participar, en mayor o menor medida, en la dirección, difusión o con su continua colaboración, merecen una mención aparte las siguientes personas:

Teresa Obregón, Uriel Mendoza Casas, Jesús Briseño Vázquez, Eduardo Vital Plaza, Jorge Pérez Contreras, Ricardo Vela, Tonatiuh Higareda, Adolfo Ayllón Rodríguez, Miroslava Rivera Castillo, Griselda Amuchategui Requena, Flavio Gallardo Aceves, Óscar Cuéllar Briseño, Diana Alicia Gollas, Cynthia Ruiz García, José Luis Mejía, Angélica Echeveste, Rubén Zarco Novelo, Alberto Anzures Molina, Luis Rosas Ibarra, Gerardo Chávez Balderas, Gabriela Martínez Delgado, Germán Sandoval Trigo, Itzel Dekovic Bravo, Andrea Dekovic Bravo, Iván Adelchi Peña, Cuauhtémoc Islas, Héctor Sánchez De la Cruz, Lizbeth Montesinos Feria y Ricardo Iván Vázquez.

A todos ellos y a ustedes lectores, les agradecemos esta aventura.

Atentamente
Carlos Erasmo Rodríguez Ramos y Adolfo Ulises León López

Anuncios