María Bárbara Zepeda Cortés nos muestra una realidad no muy obvia. Las manifestaciones culturales que produce el narcotráfico y las opiniones despectivas al respecto tienen algo en común: el campo mexicano.

Anuncios